Aceite de oliva virgen extra: 10 beneficios para tu piel

Del mismo modo que nuestro organismo se sirve de la equilibrada Dieta Mediterránea para estar en plena forma, la piel también necesita un patrón alimentario que la mantenga espléndida.

En ambos casos, el aceite de oliva virgen extra juega un papel fundamental. Rico en antioxidantes naturales, el aove es mucho más que un aliño para ensaladas, convirtiéndose en un perfecto aliado de la belleza capaz de combatir los signos del envejecimiento, preservando la juventud y la luminosidad cutánea.

El aceite de oliva virgen extra (aove) es sinónimo de excelencia y salud. De excelencia, porque su calidad es irreprochable. De salud, porque nos mima por dentro y por fuera.

Cualquier época del año es buena para añadir este producto al cuidado diario de tu piel, pero especialmente en verano, una de las épocas del año en la que la dermis se resiente considerablemente.
Durante el estío, el sol y la playa, junto a factores medioambientales, la contaminación, el estrés continuo y el agotamiento, impiden lucir un look perfecto, provocando un palpable deterioro.

Stop al deterioro cutáneo

Para frenarlo, la industria cosmética lleva muchos años investigando las propiedades del olivo y, por consiguiente, las de sus derivados: el aceite de oliva.

Este alimento atesora millones de cualidades beneficiosas porque no solo protege nuestro organismo desde dentro, también lo hace por fuera. Se trata, por tanto, de un gran aliado de la belleza como así lo evidencian un sinfín de innovadores e infalibles tratamientos faciales, corporales y capilares, en cuyas formulas se combina con otros ingredientes naturales como la miel, aloe vera, rosa mosqueta, extracto de caviar, aceite de jojoba, aceite de germen de trigo, etc.

En grandes cantidades o en pequeñas dosis, el virgen extra se mezcla con componentes de diversa naturaleza dando lugar a novedosas composiciones al servicio de unos usuarios, para quienes el aove ya no es una opción, sino una necesidad que les ayudará a sacarle partido a la dermis.

10 beneficios del aove para tu piel

A menudo recreamos la vista con iconos de belleza –mujeres y hombres- que lucen semblantes irresistibles. Envidiamos su cutis, de aspecto terso, hidratado y rejuvenecido. Y nos preguntamos cuál será el secreto de la eterna juventud. ¿Quieres saberlo? Allá va…

El Aceite de oliva le aporta a tu piel…

  • Protección e hidratación.
  • Revitaliza el tejido cutáneo otorgándole suavidad y firmeza.
  • Favorece la oxigenación.
  • Gracias a su elevada concentración de ácido oleico, estimula la regeneración celular.
  • Contribuye a restituir los niveles naturales de humedad de la dermis.
  • Su alto contenido en vitamina E refuerza la tonicidad de la epidermis, haciéndola más flexible y sedosa.
  • Combinado con otros componentes naturales en tratamientos solares, concede a la tez un bronceado sin riesgos, protegiéndola de los rayos UVA y UVB.
  • Actúa contra la formación de radicales libres, responsables directos del envejecimiento celular. Su poder antiaging deriva de los polifenoles, a los que la ciencia les atribuye un mayor poder antioxidante superior al de las vitaminas E y C.
  • Tiene un alto poder cicatrizante.
  • Posee propiedades relajantes.

La cosa está clara. Si nos cuidamos por dentro… ¿por qué no hacerlo por fuera? La piel también necesita una correcta nutrición, que solo se consigue con la práctica de una “dieta” saludable rica en aceite de oliva virgen extra.

Este es el mejor aliado de la belleza, sobre todo cuando los rigores del estío, y con él su compañero de viaje, Don Lorenzo, nos acechan.

Vanesa López Álvarez

Periodista, community manager y blogger. Aprendiz eterna y muy curiosa, me encanta escribir sobre todo lo que conozco, especialmente, sobre el aceite de oliva virgen extra y la gastronomía.

El mundo del virgen extra en tu bolsillo