Expoliva: 5 razones por las que debes visitar la mayor feria de aceite de oliva de Jaén

Hace poco más de un mes cerró sus puertas la XVIII edición de Expoliva, la Feria Internacional del Aceite de Oliva e Industrias Afines que cada dos años reúne en Jaén a lo más granado del sector oleícola. Como era de esperar, los aceites de oliva vírgenes extra desplegaron sus “atractivos” para seducir a todos los amantes de la salud. Pero sobre todo, no dejaron de “levantar” pasiones en Expoliva Virgen Extra, un espacio donde la sensualidad se unió al placer culinario.

Entre los pasados 10 y 13 de mayo, el Recinto Provincial de Ferias y Congresos de Jaén (Ifeja) acogió una de las citas más importantes a nivel mundial del sector del olivar y del aceite de oliva, y la primera feria monoproducto del sector de la alimentación: Expoliva.

Entre las búsquedas más demandadas de las más de 50.000 personas que visitaron este evento se encontraba el aceite de oliva virgen extra. Un producto que se contaba a pares en el Salón Expoliva Virgen Extra, el Salón Internacional del Aceite de Oliva Virgen Extra concebido como un área expositiva dedicada a esta fuente de salud y adalid de la alimentación más gourmet.

A continuación te explicamos por qué no debes perderte este gran evento que no volverá a celebrarse hasta el próximo año 2019.

1. Más de 150 referencias de calidad y premiadas internacionalmente

El rastreo incesante de quienes se preocupan por su salud y saben que el aceite de oliva virgen extra (aove) es la base de cualquier propuesta culinaria les condujo a Expoliva Virgen Extra.

En una superficie lo suficientemente amplia como para dar cabida a más de 150 referencias, este salón reunió una cuidada selección de referencias que despuntan por su excelencia. Y no es para menos. Porque en cada edición, la labor especializada y minuciosa del Jurado de los Premios a la Calidad de Expoliva, así como del Comité Técnico del Salón, brinda la más exclusiva selección internacional de aceites de oliva vírgenes extra de cada campaña oleícola.

Sexys en su diseño, en su olor, en su color… las más de 150 muestras allí expuestas desplegaron sus atractivos en el que sus organizadores denominan “el encuentro más destacado en el panorama internacional relacionado con la calidad de los aceites de oliva”.
Cada una mostró diferentes versiones y variedades- y más premiadas internacionalmente-, por lo que profesionales de diversa índole y amantes de las materias primas refinadas, entre otros, dieron rienda suelta a la vista, el olfato, el gusto, el tacto, incluso, el oído en este escaparate oleícola, que no hizo sino reflejar las virtudes de cada uno de los zumos de oliva que se producen en nuestros dominios. Y también fuera, porque hasta el epicentro mundial del aceite llegaron productores de Portugal, Grecia o Argentina.

2.- Nuevas tendencias y clásicos de diversas zonas productoras

Esta extensa y lucida representación atrajo a cientos de visitantes de diferentes perfiles, pero con algo en común: las ganas de conocer las nuevas tendencias que vienen pisando fuerte este año junto a los grandes clásicos que repiten en cada edición. Y así lo hicieron. Degustaron zumos de oliva de infinidad de zonas productoras de España, ecológicos y convencionales, monovarietales y coupages

Del mayor productor nacional, Jaén, cataron zumos de oliva como Cortijo La Torre, Dominus, Oro Bailén, Castillo de Canena, Capricho del Fraile, Jolive, Prólogo, Sabor d’Oro, Puerta de Las Villas, Pagos de Toral, Nobleza del Sur, Finca Las Manillas, Soler Romero, Tuccioliva, Olivar de Segura y Olibeas, entre otros.

De su vecina Córdoba, no pudieron resistirse a las delicias de Rincón de la Subbética, Cortijo de Suerte Alta, Venta del Barón, Knolive y Oleum Hispania. También sucumbieron a los encantos de los granadinos O-Med y Maeva, del malagueño Legado o de los sevillanos y almeriense Molino de Genil y Oro del Desierto, respectivamente. Hasta la Región de Murcia se desplazaron los visitantes para descubrir la exquisitez de Deortegas; mientras que Valencia mostró su esencia oleícola con La Alquería; Cáceres con El Lagar del Soto; Albacete con Pago de Peñarrubia; y Extremadura con Marqués de Valdueza.

La zona noreste, por supuesto, no podía faltar a este gran acontecimiento. Cataluña allí presente mostró los aoves que elabora la Cooperativa Agrícola de Cambrils, como Mestral. Mientras que el poderío navarro quedó claramente encarnado a través de Abbae de Queiles.

3. Un sinfín de actividades oleícolas

De este icono de la Dieta Mediterránea se reveló todo en Expoliva Virgen Extra: sus variedades, sus zonas de producción, sus cualidades, sus tonalidades… ¿Cómo? Gracias a la labor de promoción de lo
s productores allí presentes y de las denominaciones de origen protegidas, como las jienennenses Sierra Mágina, Sierra de Cazorla, Sierra de Segura, o las cordobesas Priego de Córdoba y Baena.

Todos ellos introdujeron a los visitantes en el excitante mundo oleícola a través diferentes actividades, como catas comentadas, showcookings, etc.

4. Selecta representación de maquinaria

Por Expoliva también deambularon infinidad de profesionales buscando, entre otras cosas, maquinaria con la que conseguir aceites de calidad. Para ellos, se habilitó una zona expositiva comercial que reunió a unas 900 empresas punteras provenientes de más de 60 países.

Orgullosas de sus revolucionarias novedades, cada una de ellas mostró lo mejor de sí. Por ejemplo, el fabricante de calderería inoxidable y maquinaria para plantas de extracción de aceite de oliva, Manzano-Flottweg, presentó sus líneas de extracción y almacenamiento de aceite de oliva.

Por su parte, Industrias de Fabricación de Máquinas Envasadoras, S.L. (Ifamensa) atrajo a los visitantes con una llenadora lineal de alta producción con cerramiento especial.

5. Investigación

Además del VI Salón Internacional Expoliva Virgen Extra y del área expositiva, la cita jiennense organizó el XVIII Simposium Científico Técnico dividido, a su vez, en 4 foros: el del Oleoturismo; el de la Industria Oleícola, Tecnología y Calidad; el del Olivar y el Medio Ambiente; y el Económico y Social.

Sin olvidarnos del área de networking y misiones comerciales donde los profesionales establecieron negocios en torno al aceite de oliva, la maquinaria y la transferencia tecnológica.

Si te perdiste esta gran cita, tendrás que esperar unos añitos para poder degustarla de nuevo. Si, por el contrario, tuviste la oportunidad de disfrutar de este exquisito menú, ahora solo puedes recordar esa grata experiencia.

By Vanesa López, directora de Marketing y Comunicación

El mundo del virgen extra en tu bolsillo